Los domingos son para comer arroz

Empiezo la semana compartiendo una receta muy «de domingo»: arroz negro con chipirones. Estoy francamente agotada y me hubiera molado que el fin de semana hubiera durado un día más.

Ayer me estrené en el mundo de los arroces y estoy muy contenta con el resultado. Lo más complicado del arroz es que quede en su punto, el resto de la receta de este arroz negro con chipirones no tiene ningún misterio.

Para garantizar un buen resultado es fundamental elegir ingredientes de calidad.

Si queréis conseguir un sobresaliente os recomiendo acompañar este arroz negro con un buen alioli casero, os voy a dejar la receta por si os animáis.

Están siendo semanas de transición, de pasar de 0 a 100, de volver a 0, de sentir incertidumbre ante el abismo pero mi sector es así. Y poco a poco, voy encontrando el equilibrio del que siempre os hablo y aunque no estoy publicando tanto como me gustaría, por lo menos, sigo publicando.

Suena Fire Bug de JD McPherson y con un poco de música rockbilly los lunes son menos lunes.

Para dos personas.

INGREDIENTES

  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 1 tomate pera pequeño pelado
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo negro (podéis usar ajo normal pero el negro le da un punto)
  • 350 gr de chipirones limpios (sin espada y sin los tentáculos)
  • 230 gr de arroz de la albufera o arroz bomba (yo lo compré a granel en La Alforja)
  • 1 sobre de tinta de calamar
  • 200 ml de caldo de pescado casero
  • 500 ml de fumet de pescado y marisco (yo he usado el de Aneto)
  • Sal negra en escamas (podéis usar sal normal)
  • Pimienta negra

PREPARACIÓN

Preparación Cocción Dificultad
40 min 30 min Baja

Cortamos en brunoise el pimiento y la cebolla. Echamos un poquito de aceite de oliva en nuestra paellera y a fuego medio dejamos que se doren y sofrían estos ingredientes junto al ajo.

Añadimos el tomate sin piel y los chipirones cortados en aros y vamos sofriendo estos ingredientes durante unos 7-10 minutos. Aprovechamos este momento para salpimentar.

En un cazo, calentamos el caldo/fumet y le añadimos la tinta. Reservamos para que esté caliente cuando lo añadamos a la paellera.

Cuando nuestra base empiece a estar, añadimos el arroz y le damos un par de vuelta, dejamos que se rehogue durante unos minutos. Añadimos el caldo previamente caliente y mezclado con la tinta y dejamos que haga chop chop durante 30 minutos.

Pasado ese tiempo todo el caldo se habrá absorbido y el arroz estará en su punto. Dejamos que repose 15 minutos y ya esta listo para comer.

Como os decía yo hice un poquito de alioli casero y lo acompañé con unas tostas de baguette de aceitunas que había hecho de madrugada.

Para el aioli:

INGREDIENTES

  • 125 gr de aceite de girasol
  • 125 gr de aceite de oliva suave
  • 50 gr de aceite de oliva (yo he usado tipo arbequina)
  • 50 gr de ajos pelados
  • 10 gr de zumo de limón
  • 10 gr de zumo de lima
  • Una cucharadita de sal

PREPARACIÓN

En el vaso de la batidora echamos el zumo de lima y limón, la sal, y los ajos y lo trituramos todo bien bien. Añadimos los 50 gramos de aceite y batimos hasta formar una pasta. Cuando tengamos esa pasta no paramos de batir y vamos echando la mezcla de aceite de girasol y oliva suave, tiene que caer como si fuera un hilito y así poco a poco iremos montando el alioli.

Si usáis la thermomix, después de conseguir la pasta tendréis que poner la mariposa en las cuchillas y batir a velocidad tres y medio para que monte y no se os corte.

No desistáis si no os sale a la primera, a veces el mundo de las salsas tiene su aquel pero un poco de paciencia porque la técnica es similar a la de la mahonesa pero sin huevo 😉

Yo para adornar he usado cebollino picadito que además le da un toque guay.

Espero que aunque esta receta sea más clásica os guste y la disfrutéis. Yo tenía muchas ganas de cocinar algo así y de compartirlo con vosotros.

¡Hasta la próxima receta!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT