La receta ideal para solucionar tu cena.

Hoy os traigo una receta fácil y muy pintona, bizcochitos salados sin gluten de calabacín y queso.

Hace unos días mientras cocinaba me acordé que había comprado un par de calabacines mini (de esos redonditos) había pensado rellenarlos con una falsa boloñesa de soja texturizada pero la verdad… no me terminaba de convencer esta receta. Os voy a confesar que soy un poco «rarita» con el tomate en las comidas. A ver, me flipa comer tomate fresco en ensaladas, en la base de las pizzas pero la boloñesa no me hace mucha gracia y soy capaz de llegar a odiar algunos pistos. Lo sé, no tiene explicación racional pero supongo que todos tenemos nuestras manías.

La cuestión es que ahí estaban los calabacines, mirándome y yo sabía que no iban a aguantar eternamente, así que era el momento de hacer algo con ellos y pensé… ¡bizcocho de calabacín!

Nosotros somos sólo dos y a mí, como podéis ver, me gusta probar cosas nuevas y no tener el frigorífico lleno de sobras, por eso he usado mini moldes y la cantidad no es mucha pero si sois una familia o queréis hacer más cantidad para tener varios días, podéis usar un molde grande y doblar las cantidades.

Suena A Million Ways de Ok Go mientras precaliento el horno a 180ºC, ¿empezamos?

NOTA: Receta para 7-8 bizcochitos si usáis mini moldes. 

INGREDIENTES

  • 2 calabacines
  • 90 gr de harina de trigo sarraceno (podéis usar cualquier tipo de harina)
  • 1/2 sobre de levadura sin gluten o bicarbonato (si usáis harinas con gluten, usad levadura normal)
  • 50 ml aceite de oliva
  • 50 ml de leche (yo he usado leche de almendra)
  • 1 huevo L
  • 2 ramitas Albahaca fresca
  • 1 ramita Menta fresca
  • 50 gr queso idiazábal ahumado (podéis usar parmingano, granapandano o el queso que más os mole)
  • 30 gr de queso pata de mulo (todavía nos quedaba un poco de la tabla de quesos de Quesería Cultivo. Yo aquí os propongo usar un queso azul, por ejemplo o uno más fuerte)
  • Sal, pimienta y nuez moscada (al gusto)
  • Mezcla de semillas: pipas, pipas de calabaza, sésamo, lino, semillas de amapola y chia (topping)

PREPARACIÓN 

Preparación Horno Dificultad
15 min 35/40 min Baja

Precalentamos el horno a 180ºC y mientras el horno coge temperatura, vamos a hacer la masa de estos bizcochitos salados de calabacín y queso.

Empezamos triturando todos los ingredientes: los quesos y los calabacines junto con la menta y la albahaca.

En un bol grande ponemos la harina y la levadura. Mezclamos bien y añadimos el queso, el calabacín, el aceite… el resto de ingredientes y vamos integrando todo hasta tener una masa uniforme.

Untamos nuestro molde con un poco de aceite para que luego desmoldar no sea un drama. Vertemos la masa en el recipiente. Adornamos la parte superior con las semillas y ¡al horno! Durante 35 min (dependiendo de cada horno) a 180ºC.

Os tienen que quedar jugosos. Quizá no crezcan mucho, ya que hemos usado harina sin gluten pero son muy esponjosos.

¡Hasta la próxima receta!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT