Ácido e intenso

¡Hola! Vamos a endulzar un poquito el sábado, ¿qué os parece? Tengo muchísimo cariño a esta receta de bizcocho húmedo de naranja porque me la ha dado mi suegra, Margot. Me siento muy afortunada de tener una suegra como Margot, con el paso del tiempo se ha ido convirtiendo en otra madre. Es una pasada la cantidad de recetas que conoce y cómo aprendo miles de cosas gracias a ella. Cuando vamos a Zaragoza, toda la casa huele a comida hecha con amor y siempre tiene platos y postres diferentes con los que deleitarnos.

Después de casi seis meses sin vernos fuimos a Zaragoza hará un par de semanas y allí estaba ella, con los brazos abiertos, mucha comida y este delicioso bizcocho de naranja.

Lo único que yo he cambiado en la receta es la cantidad de azúcar y que en vez de azúcar blanco he usado azúcar de coco ecológico.

Suena Susie Q de Creedence Clearwater Revival por ser uno de los grupos favoritos de mi suegro Pedro, con el que comparto gustos musicales y gracias al cuál descubro vinos españoles muy pero que muy tops.

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 250 gr naranjas (yo he usado de zumo)
  • 200 gr de azúcar de coco
  • 3 huevos L o 4 huevos M
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 75 ml de aceite de oliva suave
  • 175 gr de harina, yo he usado de espelta

Para emborrachar:

  • 250 ml de zumo de naranja, las naranjas que yo uso son súper dulces así que sólo he añadido 50 gr de azúcar para este almíbar.

PREPARACIÓN 

Se necesita robot de cocina.

  • Cortamos en cuartos las naranjas y las metemos en el vaso de nuestro robot de cocina junto con el azúcar y trituramos como si no hubiera un mañana.
  • Añadimos el aceite de oliva suave y mezclamos, cuando empecemos a tener una mezcla homogénea vamos añadiendo uno a uno los huevos y batimos durante 10 minutos a velocidad 3 o velocidad media.
  • En un bol grande tamizamos la harina y la mezclamos con la levadura en polvo.
  • Añadimos la mezcla líquida que hemos preparado en el robot de cocina al bol y con unas varillas o una espátula mezclamos todo bien hasta que tengamos una masa homogénea.
  • Precalentamos el horno a 180º
  • Humedecemos papel de horno y se lo ponemos al molde donde vayamos a echar la mezcla, yo he usado un molde metálico desmontable de 20cm de diámetro.
  • Vertemos la mezcla en nuestro molde y lo metemos en el horno a 180º durante 35 minutos.
  • Mientras tanto, vamos a hacer el almíbar:
  • En un cazo ponemos el azúcar y el zumo de naranja y removemos hasta llevar la mezcla a punto de ebullición para que el azúcar se integre bien con el zumo.
  • Reservamos
  • Sacamos el bizcocho del horno, hay que emborrachar el bizcocho cuando todavía esté caliente. Yo hice unas rajitas muy finitas con un cuchillo y poco a poco con una cuchara fui echando encima el almíbar hasta que lo absorbe por completo.
  • Dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.
  • Desmoldamos y ahora, como siempre, viene lo mejor
  • ¡A comer!

Yo para adorar raye un poquito de cáscara de naranja que le da un puntas y un toque amargo ideal. Es un bizcocho delicioso, si lo probáis, ya me diréis qué os parece 😉

¡Hasta la próxima receta!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT