La primera vez que hice esta receta de calabaza con espinacas y leche de coco fue para mi amiga Eli. Sonaba I Follow Rivers de Lykke Li y ella se tomaba una cerveza mientras yo cocinaba con una copa de vino blanco.

Me encanta cocinar con compañía y una copa de vino pero no me gusta que me ayuden a cocinar. Así que, allí estábamos las dos, charlando y disfrutando del baile mientras el aroma del curry y el tandoori masala inundaban la cocina.

INGREDIENTES (para 2 personas)

  • 1 calabaza mediana/grande
  • 500 gr de espinacas frescas
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Pipas de calabaza y de amapola (para adornar)
  • Una cucharada de Tandoori masala
  • 30 gr Azúcar de coco
  • 1/2l. de Leche de coco
  • Una pizca de Nuez moscada
  • Una cucharada de Curry
  • Una pizca de Jengibre en polvo
  • Una pizca de Comino molido
  • Aceite de coco
Preparación Cocción Dificultad
10 min 30 min Fácil

calabaza con espinacas

PREPARACIÓN

Lo primero preparamos todos los ingredientes para tenerlos a mano ya que son bastantes especias. Ahora preparamos la calabaza, es decir, la pelamos y cortamos en dados grandes. Una vez tengamos la calabaza lista ponemos una olla con agua a fuego medio, añadimos la calabaza y la dejamos cocer durante 20 min. no queremos que se nos ponga muy blanda así que echad un ojo de vez en cuando.

Mientras se hace la calabaza, lavamos y cortamos las espinacas en el caso de ser frescas. Si usáis “de bolsa” ya vienen preparadas.

Cuando esté lista la calabaza la escurrimos y reservamos. En una sartén a fuego medio echamos un poquito de aceite de coco y todas las especias (menos la pimienta negra). Con una cuchara de palo movemos hasta que quede una pasta uniforme. Añadimos la calabaza y con cuidado vamos removiendo todo. Pasados unos 5min. vamos poco a poco añadiendo las espinacas hasta que vayan perdiendo el agua y quedando bien hechas.

Seguimos removiendo y poco a poco añadimos la leche de coco. Ahora es cuando dejamos que nuestro guiso haga “chop-chop” durante otros 10 min. Le damos un par de vueltas más, otros 3 min. de “chop-chop” y voilà! Ya tenemos nuestra calabazada con espinacas y leche de coco lista para servir.

calabaza con espinacas

Para adornar yo he usado pipas de calabaza y amapola. La pimienta negra he preferido añadirla al final y simplemente una pizca para que no mate el resto de sabores.

Si queréis hacer de éste el menú perfecto, os sugiero preparar un bol de arroz integral con pasas y gomasio y los crepes de pita (pincha aquí) que son el acompañamiento perfecto para esta receta.

Bueno, me despido con I’m good, I’m gone también de Lykke Li y nos vemos en la próxima receta.

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT