El dulce definitivo

Esta receta de alfajores argentinos es para los súper golosos, para darse un capricho un día o porque sí, porque ¡nosotros lo valemos!

Los hice porque a mi chico le vuelven loco y aunque yo intento hacer recetas un poco más sanas, no me pude resistir a la tentación de hacer dulce de leche casero y versionar esta receta.

Suena So Good at Being in Trouble de Unknwon Mortal Orchestra.

Para 6/7 alfajores argentinos

INGREDIENTES

Para el dulce de leche casero

  • 500 ml de leche entera o semidesnatada
  • 125 gr de panela o azúcar de coco
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato o Kuzú (espesante natural)
  • Una pizca de extracto de vainilla

Para las pastas 

  • 75 g de maicena
  • 50 g de harina de trigo (yo he usado de repostería)
  • 30 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 yema
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Una pizca de extracto de vainilla
  • Dulce de leche

PREPARACIÓN

Para el dulce de leche casero: armaros de paciencia amigos porque se tarda muchísimo. El dulce de leche tarda en espesar unas dos horas y tenéis que estar pendientes y moviéndolo constantemente para que no se pegue, por otro lado, la técnica es súper sencilla. En un cazo ponemos todos los ingredientes a fuego alto y llevamos todos los ingredientes a punto de ebullición durante unos minutos. Pasados 2 minutos, bajamos el fuego a medio-bajo y removemos hasta que espese y consigamos la textura deseada.

Para las pastas:

En un bol tamizamos las harinas. Añadimos el azúcar y la levadura en polvo y mezclamos bien. Ahora agregamos la mantequilla, la yema de huevo y el extracto de vainilla y volvemos a mezclar súper bien. A mi me es más fácil terminar de amasar en la mesa, si lo hacéis así, no os olvidéis de enharinar un poco la superficie.

Una vez tengamos una masa elástica y brillante la dejamos reposar en un bol tapado con film durante 15/20 min.

Precalentamos el horno a 180ºC

Pasado ese tiempo, estiramos la masa con un rodillo, con un vaso o un corta pastas hacemos círculos. Pasamos esos círculos a una bandeja de horno con papel de horno y horneamos las pastas durante 10 minutos a 180ºC.

Dejamos enfriar las pastas encima de una rejilla y cuando estén frías las rellenamos de nuestro delicioso dulce de leche casero.

Y ahora…¡a disfrutar! Son una bomba pero ¡qué ricos están!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT