El rebozado perfecto existe.

Últimamente estoy obsesionada con la coliflor. Me parece que es un tipo de col súper versátil y además está deliciosa si la cocinas con un poquito de gracia. He probado varias recetas y tipos de cocciones pero estos Nuggets veganos de coliflor al horno #singluten se han convertido en una de mis recetas favoritas.

Estos nuggets veganos de coliflor al horno #singluten son ideales como cena o segundo plato dentro de mi menú semanal de Batch Cooking. 

El rebozado, elaborado con dos de mis harinas favoritas: garbanzo y arroz,  tiene un punto crunchy picantito que hace que cada mordisco sea un festival.  

Además esta receta, como ya habéis visto en el título es apta para veganos ya que no lleva huevo para amalgamar el rebozado. Otro «must» de estos Nuggets veganos de coliflor al horno es que son #singluten.

Desde que empecé a leer el libro «Dime qué comes y te diré qué bacterias tienes» estoy reduciendo la cantidad de gluten que consumimos en nuestras comidas. No obstante, el gluten que nosotros consumimos nunca es en alimentos procesados y yo suelo siempre buscar harinas de calidad y recetas donde las fermentaciones permitan el desarrollo correcto del gluten. Aún así, me gusta probar cosas nuevas y experimentar con otras harinas, ingredientes, formas de cocinar…

Poquito a poco y con recetas muy sencillas, hago mis experimentos en la cocina y la verdad, es una de las cosas que más me gusta. Aunque muchas veces las cosas no me quedan como esperaba o no me salen a la primera, nunca dejo de intentarlo y siempre busco ir mejorando. 

¿Os animáis a hacerlos? ¡Pues allá vamos! Pero antes de empezar pongamos un poquito de música, esta vez suena Blinding Lights de The Weekend. 

Preparación Horno Dificultad
20 min 30 min Baja

INGREDIENTES

  • 500 gr de coliflor
  • Cebollino (para decorar)
  • Cilantro (para decorar)
  • 4 hojas de lechuga batavia o vuestra variedad favorita (para poner debajo de los bocaditos de coliflor en el emplatado) 
  • REBOZADO LÍQUIDO
    • 100 ml de nata de coco
    • 70 ml de nata de almendras 
    • 30 ml de siracha 
    • 1 cucharadita comino
    • 1 cucharadita Cayena en polvo
    • 1 cucharadita pimentón agridulce 
    • 1 cucharadita sal marina ahumada 
    • 1 cucharadita curry 
  • REBOZADO SECO
    • 50 gr harina de garbanzos 
    • 50 gr de harina de arroz
    • 1 cucharadita de copos de chile o Cayena en polvo
    • 1 cucharadita pimentón agridulce 
    • 1 cucharadita de ras el hanout
    • 1 cucharadita de sal marina ahumada (podéis usar sal normal)

salsa limón y miel

  • SALSA DE MIEL Y LIMÓN
    • 1 limón
    • 3 cucharadas de AOVE
    • 3 cucharadas de miel (yo he usado de castaño)
    • 2 cucharadas de piñones, podéis sustituir por anacardos o cualquier otro fruto seco que os guste.
    • 1 cucharada de vinagre balsámico 
    • Sal (yo he usado de jengibre y cardamomo) y pimienta 
    • Sésamo negro (opcional para decorar)

PREPARACIÓN 

Para los nuggets veganos de coliflor: 

  1. Cortar la coliflor respetando, en la medida de lo posible, la forma de flor que tiene cada ramita. Yo he empezando limpiando el tallo y de ahí he ido cortando poco a poco esa especie de «mini arbolitos» que forman esta verdura. 
  2. Primer bol: mezclamos todos los ingredientes del rebozado líquido.
  3. Segundo bol: mezclamos todos los ingredientes del rebozado seco.
  4. Precalentamos el horno a 190ºC.
  5. En una bandeja colocamos papel de horno, ahí iremos dejando nuestros Nuggets veganos de coliflor cuando estén rebozados.
  6. Vamos cogiendo nuestros trozos de coliflor y primero los rebozamos en el líquido y luego en el seco y los vamos dejando en la bandeja.
  7. Cuando estén todos rebozados, echamos un chorrito de aceite, yo he usado aceite de azafrán y los metemos al horno.
  8. 30 minutos a 190ºC. 

Para la salsa

  1. En una sartén a fuego medio tostamos con dos cucharaditas de AOVE los piñones.
  2. Rallamos la piel del limón y exprimimos su zumo.
  3. Echamos todos los ingredientes en el baso de la batidora y batimos hasta que nos quede una salsa uniforme con una textura líquida pero cremosa. 
  4. Servimos en unos bolecitos y el resto podemos guardarla en el frigorífico durante 3/4 días. 

Aunque sea una receta con varias elaboraciones ya veréis que no se tarda nada y que está deliciosa. 

¡Por cierto! Yo soy muy de usar «sales raras» si queréis que os haga un post enseñando todas mis sales y dónde las compro…¡dejadme un comentario! y estaré encantada de hacer un post compartiendo toda la info que necesitéis. 

Bueno, espero que os haya gustado y ¡hasta la próxima receta! 

 

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT