Receta de panecillos al vapor

Your Are Going To Love Me And Scream de Against All Logic suena a toda pastilla en la cocina mientras empiezo a preparar la masa para hacer baos. El pan bao es una pan para sándwiches hecho al vapor original de Taiwan.

Hacía muchísimo tiempo que no comíamos unos baos, así que, estuve buscando diferentes recetas y después de algunas pruebas he dado con una que está riquísima. Además, es una masa muy manejable y el pan bao es muy sencillo de hacer.

En este post sólo os voy a poner la preparación de la masa pero aquí os dejo dos ideas para rellenarlos.

Sé que no son los baos más lisos, perfectos y preciosos del mundo pero se me ha roto el rodillo hace un par de días, así que…

De todas formas, con esto os quiero animar a que hagáis recetas aunque no tengáis todos los instrumentos pro en ese momento, siempre hay alternativas. De hecho, yo he ido poco a poco adquiriendo los utensilios de cocina que más se adaptan al tipo de cocina y recetas que hago. Es cuestión de ir poco a poco.

Os prometo que el sabor y la textura son de bao 100%. El color es un poco más amarillento porque yo no uso nunca azúcar blanco.

No obstante, y por ser totalmente sincera con vosotros, ya me he pedido un rodillo de cocina por Amazon…

NOTA: Receta para 4 baos

INGREDIENTES

Para cuatro panecillos de buen tamaño

  • 130 gr de harina
  • 5 gr de azúcar de coco o panela
  • 25 gr de agua
  • 45 gr de leche entera o leche de almendras (si usáis una que tenga azúcares, no echéis azúcar)
  • 15 gr de aceite de girasol
  • 1 gr de sal
  • 10 gr de levadura fresca
  • 2 gr de levadura en polvo

PREPARACIÓN

Preparación Reposo / Cocción  Dificultad
20 min 1 h y 30 min / 10 min Baja

En un bol mezclamos todos los ingredientes y amasamos hasta tener una masa homogénea y elástica. Dejamos reposar la masa 30 minutos.

Con este primer reposo habremos conseguido que la masa gane algo de volumen y se maneje mejor. Ahora ponemos la masa en la mesa, ligeramente enharinada y hacemos 4 bolitas del mismo tamaño, de unos 90 gr aprox. cada una. Las tapamos con un paño húmedo y las dejamos reposar 10 minutos.

Las estiramos con el rodillo o con las manos, dándoles una forma ovalada y las doblamos a la mitad metiendo un papel de horno para que la masa no se pegue. Los volvemos a tapar con el paño húmedo y los dejamos reposar otros 30 minutos. Mientras tanto vamos poniendo la vaporera de bambú a calentar.

Mi vaporera es muy chiquitita y tengo que hacer los baos de uno en uno. Tardan unos 10 minutos en estar perfectos y para que no se sequen mientras se hacen los otros, los dejo en una bandeja de horno, tapados con un paño húmedo. ¡Ah! no os olvidéis de poner un trocito de papel de horno en la vaporera, si es de bambú, porque así evitaréis que el bao se quede pegado.

Una vez tengamos todos los baos, viene lo mejor… ¡el relleno! Yo hice dos versiones, unos de pato y otros de langostinos, os dejo aquí la receta para que les echéis un ojo y cojáis ideas.

Y así, en tiempos de cuarentena, la comida más callejera se volvió casera 😉

 

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT