El pan de molde definitivo

Se acerca el fin de semana y mi casa empieza a oler a pan recién horneado. Esta receta de pan de molde esponjoso y suave es original del blog Pimienta Dulce, que ya os he mencionado anteriormente y sin lugar a dudas es uno de mis blogs favoritos. Desde la primera vez que la hice la he repetido cada 10 días. Estoy súper contenta porque yo no compraba pan de molde por las mil mierdas que le echan y ahora en mi casa siempre tengo este pan Hokkaido. Se conserva perfectamente durante 7 días si lo guardas bien, yo lo meto en una bolsita de tela dentro de un armario en la cocina.

Como os decía, la receta original es de Pimienta Dulce pero cuando hacía la masa las primeras veces (y eso que uso robot de cocina y termino de amasar a mano) notaba que me quedaba demasiado pegajosa y no cogía cuerpo si seguía la receta al pie de letra. Supongo que pueden afectar muchos factores pero he modificado levemente la receta para conseguir una masa esponjosa, elástica, brillante y con la que se trabaja muy fácilmente.

El pan hokkaido o pan de leche japonés es muy versátil, con esto quiero decir que dependiendo de qué forma le demos podremos obtener pan de molde, pan de perritos o bollitos. Sea cuál sea la forma que decidamos darle, estará delicioso.

Suena Rock Lobster de B52, y ya tengo el mandil puesto para empezar, ¿me acompañas?

INGREDIENTES

Tang Zhong: es una pasta que sale de la mezcla de 20 gr de harina y 100ml de agua. Para conseguir esta pasta debemos poner un cazo a fuego medio-bajo con la harina y el agua e ir removiendo hasta que empiece a espesar. Cuando tengamos una mezcla homogénea y espesa, lo pasamos a un recipiente, tapamos con papel film y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

  • Todo el Tang Zhong
  • 350 gr de harina de trigo panificable o de fuerza
  • 20 gr de azúcar de coco o panela
  • 15 gr de levadura fresca o 7gr de levadura seca de panadería
  • 7 gramos de sal
  • 110 gr de leche entera o leche de almendras. La leche tiene que estar fría.
  • 1 huevo L (1/2 para la masa y el otro 1/2 lo usaremos para pintar el pan añadiéndole un poquito de leche)
  • 30 gr de mantequilla sin sal

PREPARACIÓN

Si tenéis robot de cocina, meted todos los ingredientes en el vaso, menos la mantequilla y mezclad durante 10 minutos a velocidad baja para amasar. Cuando la masa está homogénea, añadimos la mantequilla aplastándola un poquito con los dedos y amasamos durante unos 15 minutos.

Cuando tengamos una masa uniforme terminamos de amasarla en la encimera y la boleamos un poquito antes de pasarla a un bol que tenemos que cubrir con papel film.

Si lo hacéis a mano, usad un bol hasta que la masa coja consistencia y luego pasadla a una superficie enharinada. Tendréis que amasar como si no hubiera un mañana y podéis dejar entre amasado y amasado unos 3 minutos de descanso al a masa.

Dejamos fermentar durante una hora y media o hasta que doble su tamaño.

Dividimos la masa en dos y formamos dos bolas, si vais a hacer pan de perritos dividid la masa en 5 y haced una forma más alargada.

Ponemos papel de horno en un molde y metemos las dos bolas. Tapamos con un film y dejamos que crezcan de nuevo. No hace falta que doblen su tamaño pero sí que aumenten un 60-70% su tamaño actual.

Precalentamos el horno a 180ºC  y mientras pintamos el pan con nuestra mezcla de medio huevo y un chorrito de leche.

Metemos el molde en el horno y bajamos la temperatura a 160ºC (modo aire). En 30 minutos tendremos listo nuestro Pan Hokkaido.

Para mí es el mejor pan de molde del mundo, ¡a disfrutar!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT