Un puré sin cuchara

Llevo diez minutos delante del teclado mirando fijamente la pantalla como si este post se fuera a escribir sólo. Supongo que esto de estar en fase 1 me tiene contenta y al mismo tiempo, abrumada. Os parecerá una tontería pero tengo cierto «miedo» a alejarme mucho de casa, no me apetece. Una parte de mí está inmersa en seguir cocinando y la otra esta gestionando lo mucho que han cambiado algunas cosas. Para mi la fase 1 va a consistir en la búsqueda del equilibrio… Bueno, os voy a dejar ya de dar la chapa y vamos a empezar con la receta.

Esta receta de pastelitos de patata con puré de mango es muy sencilla y con mucho sabor. Ideal como guarnición o como plato único si lo acompañáis de una ensalada.

Suena Don’t Sallow The Cap de The National.

Para 2/3 personas (si os sobra podéis congelar la mezcla sin problemas)

INGREDIENTES

  • 4 patatas pequeñas
  • 3 zanahorias pequeñas
  • 1 cebolla morada pequeña
  • aceite de oliva
  • 2 cucharadas de eneldo molido
  • 1 cucharada de ají dulce
  • Una pizca de sal (yo he usado sal roja, me flipan las sales «raras»)
  • Una pizca de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 30 gr de cacahuetes (tostados o fritos)

Para el puré de mango

  • 2 cucharadas de aceite picante
  • 2 cebollas francesas
  • 10 gr de azúcar de coco
  • 1 mango, si está maduro, mejor.
  • 50 gr de leche de coco
  • Una pizca de Cayena en polvo
  • Una pizca de canela
  • Una pizca de cúrcuma
  • Una pizca de pimienta negra

PREPARACIÓN

Preparación Cocción Dificultad
40 min 10 min Baja

Pelamos las patatas, las zanahorias y la cebolla. Las troceamos. En una olla ponemos un poquito de aceite, sofreímos la cebolla. Añadimos las patatas, la zanahoria y agua abundante y dejamos que hiervan durante 20/25 minutos.

Trituramos los cacahuetes y reservamos.

Escurrimos bien el agua de la olla y en un bol ponemos todos los ingredientes: patatas, zanahorias, cebolla, añadimos los cacahuetes y todas las especias. Mezclamos bien todo con una cuchara y luego con un tenedor machacamos la patata y la zanahoria para que nos quede una masa compacta, por eso es súper importante que escurramos bien el agua de la cocción previa.

Cuando tengamos la mezcla, dejamos que se enfríe a temperatura ambiente y luego la tapamos con film y la metemos 15 minutos en la nevera.

Mientras tanto vamos a hacer nuestro puré de mango.

En un cazo ponemos el aceite picante y sofreímos la cebolla con el azúcar. Cuando esté doradita añadimos el mango y las especias, removemos y dejamos que se haga bien. Cuando el mango esté casi que se deshace, echamos la leche de coco, removemos bien y lo batimos con la batidora para que nos quede un puré. Si os gusta más tipo salsa le podéis añadir más leche de coco para que la mezcla quede más líquida y será una textura más parecida a la de una salsa.

Ahora vamos a poner una sartén con 1/2 cucharada de aceite de oliva o un pelín de mantequilla o margarina. A fuego medio-alto. Vamos a formar bolitas con la masa y las aplastamos un poco y dejamos que se hagan durante 5 minutos por cada lado.

Para emplatar yo he añadido un poco de rúcula, pipas y granada 😉

¡A comer! Espero que os haya gustado esta receta vegetariana/vegana de pastelitos de patata y puré de mango.

¡Nos vemos en la próxima receta!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT