Paseando por las calles de la India

Sweet Disposition de The Temper Trap rebota en las paredes de mi estrecha y alargada cocina. Hoy no tengo mucho que decir o «chascarrillos» que contar, tan sólo quiero cerrar los ojos, respirar y ponerme a cocinar como si no hubiera un mañana. Quiero que pase el tiempo al ritmo de las fermentaciones y las elaboraciones, quiero quemar pensamientos batiendo huevos y amasando a mano, quiero sentirme libre.

Y creo que fue por esa búsqueda de libertad he decidido hacer una receta de comida callejera típica en la India, el Pav Bhaji. Pav significa pan, en este caso son bollos tipo English Rolls y Bhaji es el curry de verduras súper espeso del que hablaremos a continuación.

Como siempre que hago recetas compuestas, he pensado que es más práctico que os de la receta de los rolls/panecillos (pav) en otro post: aquí os dejo el link.

Es una receta para 2/3 personas. Se conserva en el frigorífico hasta 3 días en buen estado. 

INGREDIENTES

  • Aceite de oliva
  • 1/4 coliflor
  • 1 patata mediana/grande
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cebolla morada mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr de guisantes bien escurridos
  • 80 gr de salsa de tomate frito
  • 20 gr de mantequilla/margarina
  • 50 gr de queso fresco de cabra o similar
  • 1 limón
  • 2 canela en rama
  • 1 cucharadita de cilantro en polvo
  • 1 cucharadita de cardamomo
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharada de garam masala
  • 1 cucharada de canela
  • 4 clavos (los machamos con el mortero) o podéis usarlo en polvo
  • Cilantro
  • Chile verde fresco

PREPARACIÓN

Preparación Cocción Dificultad
10 min 30/40 min Baja

Vamos a empezar cortando en brunoise la coliflor, la zanahoria y la patata. En una olla ponemos estas verduras y las cubrimos con agua. Las vamos a hervir durante 15/20 minutos con la canela en rama. Escurrimos bien el agua, retiramos las ramas de canela y en la misma olla con el fuego súper bajito echamos un chorrito de aceite de oliva, añadimos los guisantes y dejamos que se vayan haciendo poco a poco.

Mientras tanto, cortamos la cebolla, también en brunoise (reservamos como un cuarto de la cebolla para topping ) y en una sartén con un chorrito de aceite de oliva sofreímos la cebolla, los ajos y el chile verde, cuando empiece a estar doradito, añadimos todas las especias: cilantro en polvo, canela en polvo, garam Masala, pimienta negra, cardamomo en polvo, el clavo… y removemos bien para que las especias se integren con nuestro sofrito.

Ahora vamos a añadir el tomate frito a la olla, subimos un poco el fuego y removemos bien. Añadimos la mezcla de especias con cebolla, ajo y chile a la olla. Removemos bien y dejamos que haga chop-chop durante otros 15 minutos.

Apagamos el fuego y en ese momento agregamos el queso y la mantequilla. Le damos un par de meneos con la cuchara de palo para que todo se mezcle bien y dejamos que repose unos minutos.

Antes de servir echamos el zumo de un limón y cortamos el cilantro y se lo añadimos. Usaremos de topping la cebolla morada que hemos reservado para completar la presentación.

Ahora abrimos los panecillos y nos hacemos un bocata o también se puede comer con cuchara y usar el pav para acompañar.

Esta súper rico, además los panecillos también llevan bastantes especias así que, si os mola la comida intensa y con sabores súper aromáticos, este plato os va a encantar.

Ya me contaréis qué tal. ¡Hasta la próxima receta!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT