¡Cúrcuma (y otras especias) al poder!

Hice estos panecillos espaciados como Pav para la receta Pav Bhaji, una receta de comida callejera típica de la India. Aunque podéis comer estos panecillos con lo que queráis, incluso solos están riquísimos, os animo a que probéis el Pav Bhaji al completo, os dejo aquí el link a la receta.

Suena Sinnerman de Nina Simone y nos vamos a poner a amasar como locos, ¿empezamos?

INGREDIENTES (6-8-10 panecillos)

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 300 gr de leche
  • 15 gr de levadura fresca
  • 50 gr de mantequilla
  • 1 cucharadita de:
    • cardamomo en polvo
    • clavo en polvo
    • cúrcuma
    • pimienta negra
    • jengibre en polvo
    • nuez moscada
  • 1 cucharada de canela
  • 55 gr de azúcar de coco o panela
  • 2 huevos (1 para la masa y otro batido para pintar los panecillos)

PREPARACIÓN

En un bol grande ponemos todos los ingredientes o en nuestro robot de cocina (velocidad baja o en Thermomix espiga) todos los ingredientes menos la mantequilla.

Cuando hayamos conseguido una masa homogénea vamos agregando poco a poco la mantequilla pomada. Podemos aplastarla un poco entre dos papeles de horno o irla aplastando con los dedos y añadirme a nuestra masa. La cosa es hacerlo poco a poco.

Nuestra masa tiene que ser lisa, homogénea y bastante elástica. Amasemos hasta llegar a este punto con la masa.

Cuando tengamos la masa lista, la metemos en un bol y lo cubrimos con papel film.

Metemos la masa en la nevera durante toda la noche y la sacamos del frigorífico a temperatura ambiente unas 2 horas antes de querer hacer los panecillos.

En una superficie enharinada, colocamos nuestra masa y la dividimos en 8 trozos de unos 90-100 gr más o menos. Boleamos un poquito cada trocito para darle forma y los vamos poniendo en una bandeja cubierta con papel de horno.

Cuando estén todos colocados en la bandeja, tapamos con un paño y dejamos que doblen su tamaño a temperatura ambiente.

Precalentamos el horno a 180ºC mientras pintamos con huevo nuestros panecillos.

Los metemos en el horno durante 15-20 minutos. Yo uso el modo aire con calor en la parte de abajo. Tienen que estar bien doraditos.

Dejamos que se enfríen y ya están listos para comer 😉

Se conservan durante varios días súper esponjosos, yo los guardo en una bolsita de algodón dentro de un armario en la cocina.

Estos panecillos especiados son súper versátiles y están ricos con cualquier cosa, así que, no dudéis en ser creativos.

Como os he dicho antes, no os podéis perder el probarlos con esta receta (aquí os dejo el link) pero permiten un sinfín de combinaciones.

¡Hasta la próxima receta!

YOU MIGHT ALSO LIKE

LEAVE A COMMENT